Critica de “El fin del mundo en mapas” primer disco de Maronda | Waaau TV


Critica de “El fin del mundo en mapas” primer disco de Maronda | Waaau TV.

Maronda es un nuevo proyecto musical capitaneado por Pablo Maronda y Marc Greenwood, bajista de La Habitación Roja. Ésta es una propuesta muy personal, amoldada a las dos personalidades que lideran esta nueva formación, con sello propio y personalidad marcada. El primer fruto de la nueva iniciativa ha sido ‘El fin del mundo en mapas’ (Absolute Beginners, 2011), un disco notable, supurando pop por los cuatro costados. Catorce piezas que aúnan la sensibilidad bien entendida, la intelectualidad sin aspavientos y la brillantez en lo que se refiere a planteamiento y ejecución.

Todo el disco tiene un aire a The Byrds imposible de pasar por alto, especialmente en la combinación de luminosos riffs de guitarra con pasajes más oscuros. Pop británico como marco donde amplificar sus metáforas y su, muchas veces, atormentado punto de vista, dejando también cierto regusto a Teenage Fanclub o hasta The Smiths. Con la diferencia que cantan en castellano, con lo que la tradición pop española de los sesenta también se nos hace presente. En lo que se refiere a sus letras encontramos un agradecido ejercicio de lirismo, donde se deja de banda el costumbrismo mal entendido y relleno de hoy-he-tomado-café-en-el-bar-mientras-leía-el-periódico del pop-folk independiente de este país. Letras versadas desde el mismo fin del mundo. Lamentos por dolor sentimental o canto sincero a la belleza femenina, como en la entrañable ‘Sin ministerio’. Por otra parte, las similitudes con La Habitación Roja son inevitables, por la presencia de Greenwood y por las coordenadas de las que parte la propuesta. Pero estas se tornan agradables y estimulantes, alejándose del calco, como en la pista número cuatro, ‘Control’, donde nos acordamos del grupo valenciano con sonrisa incorporada y repique de las plantas de los pies.

Finalmente, destacar dos piezas más para descorchar la esencia de Maronda. Por una parte, ‘La Roma imperial’, gran ejercicio de manufactura letrística con referencias a Godard, a tropas de centuriones y a lenguas y mundos muertos. De la otra, y con subrayado, el single ‘Los novios de Bélmez’. Sublime ejecución, guitarras penetrantes, crescendo continuo, repique de baterías y un absolutamente brillante y enorme cambio de ritmo en el cénit de la canción para darle colofón, marco y final. Esperemos, pues, que cuando lleguemos al fin del mundo, con el mapa que nos faciliten los verdugos vengan bandas sonoras como éstas.

Oscar Villalibre

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s