Una lectura de “Port of Morrow” de The Shins | Waaau TV


Una lectura de “Port of Morrow” de The Shins | Waaau TV.

Cinco años sin un disco de The Shins son demasiados. A todas luces. El pop no tiene tantos padres cool que sepan aunar el ingenio, la disciplina bien entendida, el ahuyento de la mediocridad y el desarrollo de la personalidad propia. James Mercer bien puede ser uno de este pequeño grupo. Y sus buenas condiciones para aflorar la genialidad creativa pueden ser parte del problema de tan larga espera. Pues todo este paréntesis se ha visto salpicado por el abandono del grupo del sello Sub Pop, que había editado todos sus trabajos, y por la extraña salida de Marty Crandall y Jesse Sandoval, miembros originarios de la banda. Ellos han sido reemplazados por Ron Lewis de Grand Archives, Eric D. Johnson de Fruit Bats y Joe Plummer de Modest Mouse. Su nuevo sello es Aural Aphotecary, creado por el propio Mercer, aunque ‘Port of Morrow’ haya sido publicado con la participación también de Columbia Records y Interscope Records.

Todo este galimatías de entradas y salidas debe ser una gran parte de este tiempo de parada. Pero toda penitencia tiene su fin y la recompensa suele ser gratificante. Y en ello The Shins no han defraudado. ‘Port of Morrow’ consigue aquello tan extraño, complicado de explicar y especial, de seguir sonando de forma reconocible a como lo han hecho siempre, pero al mismo tiempo introduciendo elementos de innovación; pequeñas aristas nuevas para no adormecer al incondicional. El pop vitalistamente mesurado ha vuelto. La voz de Mercer sigue situándose en algún punto donde parece que esté a punto de resquebrajarse pero nunca lo hace. Este disco es un heredero lógico, amplificado, coherente de aquel magnífico ‘Wincing the night away’ (Sub Pop, 2007) que nos habían dejado por última vez los norteamericanos.

‘Port of Morrow’ abre el fuego con ‘The Rifle’s Spiral’, una pieza con un punto oscuro inquietante. Guitarras, serpentinas y ganas de más. Para seguir con ‘Simple song’, el single de este LP. Un sencillo a toda regla, cuatro minutos de los Shins más puros y ortodoxos, recordándonos a majestuosidades tales como ‘Phantom Limb’ o ‘New Slang’ por tamaño y proeza. El camino también tiene partes más sosegadas, piezas con miedos tiempos y desaceleración rítmica que nos conducen por bonitos los paisajes de ‘It’s only life’, ‘For a fool’, o ‘September’; esta última con toques playeros al aroma de percusiones de madera con regusto al Alburquerque natal de James Mercer. En este apartado merece también mención especial ‘Fall of 82’, que nos devuelve al estado primitivo y a los Shins más aireados, con pasajes de viento incluidos. Otros cortes como ‘No Way Down’ o ’40 Mark Strasse’ complementan el conjunto con esa melancolía que no sabemos si es buena o mala, pero se nos pega de forma irremediable. El vitalismo melódico ajustado con pie de rey, el pop gustoso que se nos acomoda en los oídos y no puede parar de acomodarse, dando evidencias de su intención de quedarse un buen tiempo.

Oscar Villalibre

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s