[Entrevista con] Beach Beach, primavera de 2012 | Binaural


[Entrevista con] Beach Beach, primavera de 2012 | Binaural.

Pau Riutort y Tomeu Mulet son alma y cabeza pensante del grupo mallorquín Beach Beach. Hace pocos días han publicado su primer LP titulado ‘Tasteless’ (La Castanya, 2012). Pocas veces un debut discográfico había generado tanta expectación en tan poco tiempo. En la Península ha sido una sorpresa descubrir a estos chicos, y el bullicio generado se debe a las buenas maneras que se les presuponen a estos chicos. Aunque en la isla de Mallorca nadie se ha visto sorprendido con el fenómeno, pues Beach Beach llevan girando desde 2006 por allí, dando multitud de conciertos, y su disco de debut era tan esperado como la llegada de Mr. Marshall.

Pau y Tomeu parecen chicos tímidos, de pocas palabras. Su juventud es palmaria. Pero la apariencia escueta en el habla es solo eso, apariencia. Les gusta decir cosas, generar su discurso y, sobretodo, parlamentar de música. Son entusiastas. Melómanos de yemas gastadas en digging de galletas. Hablamos con ellos horas antes de hacer su primer concierto de presentación del disco, en la Jazz Cava de Vic. Lugar donde les hace especial ilusión tocar. Como toda la gira que tienen por delante. “Tenemos muchas ganas de hacer conciertos. Cuando sacas un disco lo que te apetece es poder enseñarlo a la gente, no sólo que salga reseñado en blogs o revistas, sino mostrarlo en directo, que es donde verdaderamente demuestras el grupo que eres” comenta Pau. Su ilusión se hace visible con solo echar una mirada. Explican los detalles del directo, los pequeños ajustes que han aplicado a sus canciones y el cuerpo de su set, que lógicamente se basará en este primer disco. Un trabajo que ha generado mucha expectación, por lo que se espera de ellos, y que rápidamente se ha hecho un hueco entre el mundo musical escrito. Al preguntarles si este factor les genera presión, Tomeu comenta: “Aparecer reseñados en varios medios no nos genera una presión, sino un orgullo, especialmente viniendo de dónde venimos, y estamos muy orgullosos de qué nos pasen estas cosas. Además, aquí en la Península, no nos conocía la gente. En cambio en Mallorca la gente sí que nos tenía como un grupo establecido, con una trayectoria y cierto bagaje. La cuestión era hacer un paso más y vinimos a Barcelona para darnos más a conocer y tener la regularidad de conciertos que teníamos en la isla.” Cabe decir que todo este revuelo no ha sido aparición divina, y ellos mismos nos cuentan como se encargaron de promocionar sus primeras referencias llegándolas a vender hasta en Japón, de forma totalmente artesanal. La persistencia suele tener jugosos frutos.

Parece que Beach Beach tienen las cosas claras. Quieren hacer conciertos y publicar discos. Piezas vitalistas como este fabuloso ‘Tasteless’. Un catálogo de vértigo comandado por energéticos golpes de guitarra y melodías pegadizas. Una agradable y compleja mixtura de new age y noise pop de cosechas de los primeros noventas. Sonidos refrescantes y canciones cortas, alrededor de los tres minutos, como marcan los cánones. Sobre a qué suena y como se ha hecho este disco, los mallorquines hablan animosamente, desprendiendo una clara voluntad de querer hacer bien las cosas. Vivir la música intensamente, como trabajo y carrera de fondo. Para fotografiar el sonido del disco Tomeu comenta: “Sobre el sonido hay una mezcla de las bandas que siempre hemos tenido de referencia, más lo que estábamos escuchando en aquel momento. Ya que hacíamos el disco, nuestro primer disco, que siempre es como un objetivo de un grupo, queríamos hacer una recopilación de todo y escoger lo que más encajaba.” A lo que Pau, después de enfatizar con signos afirmativos con la cabeza, añade: “Básicamente teníamos unas ideas, las estructuramos con una referencia de guitarra, y a partir de ahí fuimos sumando instrumentos. Y en referencia al sonido, nos gusta hacer guiños a lo que nos gusta. Coger partes de canciones que nos inspiran. No para copiar el sonido sino para conseguir ese guiño, porqué nuestro disco no suena calcado a cualquier otro, sino que se percibe esa intención. Por ejemplo, se puede decir que es un disco brillante, en el sentido luminoso, pero las guitarras son muy agudas, de un agudo apagado, que conseguimos grabando con unos amplificadores de los 60’s. Construimos cada canción según lo que ella misma nos pedía.

Belleza artística del que habla de las canciones como entes en si mismo, con sugerencias y demandas a su compositor. Locuaz perspectiva del que siente emoción verdadera cuando dialoga sobre música. Beach Beach suenan insultantemente frescos y sus referencias musicales hablan por ellos. Any Trouble, My Bloody Valentine o Superchunk son algunas de las bandas que salen por su boca con suma y agradable facilidad. Nombres propios de la música. Sustantivos que explican mucho por si solos, por el aroma que desprenden. Como su sello, La Castanya, del que hablan con debilidad y agradecimiento. Por la apuesta hecha con ellos y por su manera de funcionar, dónde se es primero fan que empresario. “La Castanya es un sello pequeño, pero es un sello que cree en lo que hace, le gusta lo que hace. Se dedican a hacer piña con sus grupos. Somos una familia, un grupo de amigos” explica Tomeu. A lo que Pau añade “son un sello que les gusta cuidar, y los grupos que tienen saben lo que necesitan. Si necesitas hacer la edición en vinilo, pues haces en vinilo. Y cosas como producir una edición limitada en vinilo de color son cosas que les hacen ser detallistas. Además son gente que se mueve mucho para buscarte conciertos. Si tienes ganas de trabajar, ellos responden.

Llegados a este punto, pues, nos encontramos con una buena banda, unos músicos refinados en el gusto, un ramillete tupido de muy buenas canciones y un sello discográfico hecho a medida. Todo ello desemboca en una conjunción reluciente y en noticias buenas. Como participar este año en el Primavera Sound, y además en el escenario Pitchfork. Cuando explican como les llego la noticia Pau y Tomeu no pueden evitar el dibujo de una sonrisa ancha en sus labios. “Una mezcla de nervios y ganas. El Primavera Sound es el Camp Nou de los festivales” sentencia Tomeu. Es entonces cuando la vena fan les acaba de salir definitivamente, y la entrevista se diluye tranquilamente, mientras empiezan a enumerar una larga lista de artistas que no se piensan perder a finales de mayo en el Parc del Fòrum, después que ellos hayan hecho su trabajo encima del escenario.

Facebook | Beach Beach
Bandcamp | Beach Beach

Escucha “Tasteless Peace” de Beach Beach a través de Spotify

Fotos | Pau Pericas
Texto | Oscar Villalibre

 

 

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s