[Promesas] Dear PrudencePrudence | Binaural


[Promesas] Dear PrudencePrudence | Binaural.

En tiempos dónde existe demasiada gente con el underground o el independiente fácil, con él siempre en la boca, es de agradecer encontrar bandas como Dear Prudence. Ellos son cinco jóvenes de Barcelona (Carolina Delago: guitarra y voz; Ik Miranda: guitarras; Dedé Camprubí: bajo; Anna Castañé: teclados y coros; Jotaeme Balibrea ”Bali”: batería) que de su hobby y vocación quieren hacer dedicación. Apasionados de la música. Un gusto que les persigue y les lleva a encontrarse. Es entonces cuando aúnan sus criterios e ilusiones para formar una banda. Casi sin tiempo para darse cuenta ya tienen una maqueta grabada, con producción, grabación y diseño hechos por ellos mismos. Luego empiezan a extender copias como cheques un banquero, a dar sus primeros conciertos (ya han actuado con éxito en la sala Be Cool) y a generarse un espacio 2.0. Así de fácil de hacer y largo de proceder. La militancia musical en estado puro. Si te gusta, lo luchas. Sin falsos intereses ni diatribas sobre lo moderno o sobre lo cool. Llana y rasa dedicación que hay que empezar a disfrutar.

Dear Prudence, como decimos, han editado un pequeño y artesanal EP de cuatro temas bautizado como ‘Prelude’. Un aperitivo exprés que nos da las coordenadas suficientes para saber por donde quieren navegar. Guitarras gruesas, sonido musculado, tiempos rápidos. La angulosa voz de Carolina dinamizando los pasajes más vitalistas y coloreando los más sosegados. Su sonido nos transporta en parte al pop más ruidoso de los 90’s, pero también a la psicodelia más setentera. El tema que abre la maqueta, ‘I wish’, nos entrega a la mente un penetrante ritmo de guitarra que nos llevamos a cuestas por el recorrido de toda la canción. Una pista, un señal de navegación. Luego encontramos ‘Kay’, con un bello preludio de guitarra y una batería que nos anuncia aires que parecen salidos de un western, que tiene su escena central en un luminoso estribillo. ‘I sink’ es la tercera en discordia y sirve de contrapunto a todo el entramado. Aires más pausados y ecos de desidia plasmados en la lírica. Ella nos conduce hasta la eclosión de ‘Digging’ donde el ritmo se desparrama por los poros. Noise pop con toques de girls bands moviendo las caderas con los brazos pegados al cuerpo y las manos extendidas. Pura energía y gritos de deseo para encontrar una buena canción de amor.

En definitiva un buen trayecto, que por corto y por lo enseñado, nos deja con ganas de más. Saber por dónde seguirán estos cinco barceloneses. Sus inicios prometen un correcto devenir, y su manera de hacer las cosas nos parece la adecuada para ir ganando poco a poco el espacio que les corresponda en este amplio mundo sonoro.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s