Recomendaciones Sónar 2012. Las propuestas fuera de los focos | Waaau TV


Recomendaciones Sónar 2012. Las propuestas fuera de los focos | Waaau TV.

Thundercat (Sonar Village Estrella Damm/Jueves 14, 17:30h)
Ésta es una de aquellas propuestas que acaban conformando la especificidad del ADN Sónar. Un músico alejado de la electrónica convencional y de los géneros al uso. Bajista de la banda Sucidal Tendencies y músico de jazz al mismo tiempo. Su carrera empezó acompañando de gira por Japón al mítico soulman Leon Ware. Además ha colaborado con artistas como Snoop Dogg o Stanley Clarke. Fruto de tal maridaje sonoro Thundercat ha ido cocinando su sonido y su propia carrera a base de insuflarse los mejores aromas. Su disco de debut, ‘The Golden Age of Apocalypse’, es una auténtica bofetada. Groove a raudales mediante la eclosión de free jazz con electrónica detallista y ambiental. Piezas cálidas e hipnóticas que se deslizan por las orejas. El potente bajo de Stephen ‘Thundercat’ Bruner dirigiendo una orquestra de beats, sonidos retro y filigranas instrumentalistas. Puro gozo.

Santiago Latorre (SonarDome/Sábado 16, 13:30h)
Santiago Latorre es una de las joyas del sello barcelonés Foehn. Tierra de artesanos musicales y proyectos de enorme inspiración. En éste, Latorre publicó el pasado año ‘Eclíptica’, Mejor Disco Nacional de 2011 según la revista Go-Mag. Un trabajó que consiguió captivar a todos los oyentes. Texturas tintineantes. Notas de una profundidad abisal que se cuelan en la cara interna de cada uno. Paisajes lluviosos y continuos pasajes hipnóticos. Una pieza preciosista, máximo exponente del trabajo de Santiago Latorre. Saxofonista de profesión y erudito practicante de jazz. Su técnica consiste en la captación de sonidos mediante MIDI, que luego expone como una paleta de colores, y los pinta con la harmonía de melodías profundas y de notable grosor. Un conglomerado experimental que dobla la piel del revés y ejerce un efecto sentimentalista de consecuencias impredecibles.

Esperit! (Sónar Complex/Viernes 15, 17:30h)

Mau Boada no es de Bremen (es de Sant Celoni) pero sí es un trota-músico. Y hombre-orquesta. Ha tocada en multitud de bandas, entre ellas Les Aus, y ha sido capaz de participar activamente en una veintena de discos de diferentes formaciones, a pesar de su recalcitrante cara de niño. Un chico con la curiosidad como leitmotiv vital. Capaz de pasar por varios géneros y probando de hacer todo lo que le gusta ver que hacen los otros. Así, todo este espíritu DIY explorador le llevó a crearse un alter ego creativo, y éste fue Esperit!. Su proyecto personal donde da vía libre a su torrente experimentador y curioso. De este ejercicio del libre albedrío han nacido discos como ‘Endavant continu’ (Bankrobber, 2011). Un refrescante disco de quince pistas donde se transita por el folk rústico, el pop de cantautor silvestre, la electrónica rupestre y la psicodelia cósmica a la catalana. Su directo tendrá muchos ingredientes a degustar, aunque un guión planificado se huele que no será uno de ellos.

 

Flying Lotus (Sónar Village/Jueves 14, 18:30h)
Hubo un tiempo donde el calificativo de ecléctico era usado sin discriminación alguna por y para multitud de artistas. Tanto que el concepto llegó a quedar difuso. Pues bien, Steven Ellison encaja perfectamente con él. Flying Lotus es de los que hace remembrar y dar de nuevo brillo al concepto. Este reputado productor californiano tiene la capacidad de tocar multitud de teclas. Su música es una enorme licuadora en la que juntar los mejores jugos provenientes del hip-hop, el funk, la electrónica, los sonidos MIDI, el dub-step o un buen riff de guitarra. Su último trabajo ‘Until the quiet comes’, publicado con el prestigioso sello Warp, da buena cuenta de ello. Su presencia en el Sónar no es algo nuevo. Es uno de los que tienen presencia asegurada a los pies de su tabla de mezclas. Bailongos de todas las estirpes se juntan para afilar las rótulas, y dar adoración a este gurú de la electrónica multilineal que ha devuelto el eclecticismo al trono que merece.

Nicolas Jaar (Sónar Lab, Viernes 15, 23:30h)
Este mozalbete norte-americano solo tiene 22 años y una carrera por delante con formato de autopista. Su actuación el año pasado en el Sónar Día fue tan espectacular, que por aclamación popular vuelve en esta edición 2012, pero en la grandilocuencia y solemnidad de la noche. Jaar realiza un enigmático live donde es capaz de mezclar texturas y texturas de sonidos dando lugar a un sonido denso pero deslizante, a media velocidad. Próximo a la nueva escena dub pero con un territorio propio muy remarcado. Sus composiciones crean círculos concéntricos de hipnótico resultado. Estructuras cercanas al pop, líneas de efectos, brillantinas de house, condensación dub-step, flirteos funk. Cóctel de altas esferas con resultados sorprendentes, por su ligereza en la escucha y su gran resultadismo estético. Valdrá la pena, pues, ver si Nicolas Jaar se gana una nueva repetición por aclamación popular para 2013.

The 2 Bears (Sónar Pub/ Sábado 16, 22:00h)

La peregrinación por un festival como el Sónar puede tener diversos estadios. La necesidad y ganas de escuchar nuevos sonidos, la contemporaneidad sonora para contentar las orejas. Luego las visitas obligadas a los cabezas de cartel. Y, también, la asistencia a propuestas diseñadas para el hedonismo más inmediato, fuera de pretensiones de más alta cuna. The 2 Bears se engloban en este último tipo de actuaciones. Éste es el proyecto de Joe Goddard (Hot Chip) y Raf Rundell, con el que ya han publicado 2 EP’s y un larga duración. Su propuesta se centra en una revisión actualizada del house de Chicago, de la electrónica más bailonga y menos condensada. Tránsito cercano al electropop en la forma, aunque con resultados algo más contundentes. Como si Saint Etienne hubieran nacido en medio de una rave del norte inglés. En resumen, hits bailables a discreción para el abrillantado de caderas y el recordatorio de la finalidad lúdica de la música de baile.

The Suicide of Western Culture (SónarHall/Sçábado 16, 20:30h)
¿Tienen un mal día? ¿El peso de la vida les parece algo exagerado de llevar? Relájense, quizás no es tan grave. Hagan radiografía vital sobre si mismos. Pero sobretodo, altamente recomendado, enchufen algún altavoz y denle al play con TSOWC. Recibirán un batacazo sonoro de proporciones sónicas. Una auténtica bofetada lo-fi en la cara. Torrentes de sonido poblarán sus aureolas y sentirán que el espacio donde estén se hace enorme. Estos dos chicos de Barcelona son las nuevas joyas de la corona de la electrónica condal. A base de multitud de instrumentos y aparatos digitales, con sendos cables entrelazados por el suelo, The Suicide of Western Culture elaboran un sonido crepuscular. Carretones de beats, cemento a base de noise, barnizado con una sonoridad de baja fidelidad que suena robusta y auténtica. Post-rock de manual pasado por el sedal de la electrónica casera. Una auténtica virguería que les empalmará el alma, y les dará la sensación que Mogwai han empezado a utilizar samplers y cachivaches varios.

When Saints Go Machine (SónarHall/Jueves 14, 20:30h)
A primera vista pudiera parecer que Erlend Oye ha montado su enésimo grupo. Pero, aunque ellos también son nórdicos y la voz Nikolaj Manuel Vonsild nos recuerda a la del 50% de Kings of Convenience, no son las mismas caras. When Saints Go Machine son una de las nuevas formaciones punzantes de Dinamarca. Su propuesta es un conglomerado de estructura densa pero resultado ligero, a base de pop-folk barnizado con tintes electrónicos. Pinceladas de música ambiental, de experimentación liviana, para adornar unas composiciones ricas en matices y que dejan muy buen sabor de boca. Su directo es representado con formación clásica instrumental, pero consiguen moverse de forma muy ducha en las pisadas fronteras del pop y la música de baile. Su último disco, ‘Konkylie’, les ha hecho poblar las bocas de los proscriptores musicales durante el último año.

 

xxxy (SónarDome/Sábado 16, 18:30h)
El británico Rupert Taylor representa el perfil del músico entusiasta curioso. Militante desde joven en multitud de bandas, dealer incesante, excavador de galletas y con tirón a la producción. El proyecto de xxxy sirve para dar salida a sus inquietudes personales. Múltiples referencias producidas para meter la cabeza en la punzante escena dub-step actual, que ha abandonado los márgenes de la carretera para coger velocidad de crucero en unos de los carriles centrales. Su paleta de sonidos es muy amplia. Despilfarro de samplers, preeminencia de los bajos y mixturas que cabalgan desde el tecno más industrial al house más llevadero. xxxy viene avalado por el respaldo de la Red Bull Music Academy y actuará bajo el paraguas de ésta.

Jesse Boykins III (SónarDome/Sábado 16, 17:45h)

Otra de las excentricidades que solo pueden encontrarse en el Sónar. Jesse Boykins III es un personaje atípico dentro de la música. Percutor de melodías pegadizas y algodonadas, este norte-americano es capaz de conjugar el R&B más contemporáneo con sonoridades más excéntricas. Poseedor de una melosa y caracterizada voz, este atípico soulman registra canciones de baile, con arreglos para la electrónica; y todo ello aderezado con la negritud y el groove de su voz. Un complejo ejercicio plástico que facilita la combinación en un mismo espacio de tres elementos como son los sampleados, unas Wayfarer, y los crepados capilares más inverosímiles. Un lujo de descubierta muy acorde con la filosofía del Sónar Día.

 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s