[Recomendación] Ásgeir – In The Silence (2014) | Binaural


¿Qué deben desayunar los islandeses? Es algo que suelo preguntarme con asiduidad. Un país donde todo respira un halo de bondad de entrada. Una inhóspita isla, separada continentalmente, y que ha conseguido maravillas como parir a Björk y Sigur Rós y FM Belfast, ver a un futbolista como Gudjohnsen y ser los únicos con las gónadas suficientes de juzgar a sus corruptos banqueros y hacer saltar a la banca. Algo de piedra volcánica tiene que haber en su desayuno. O el aire que respiran lleva algún analgésico corrompiendo el aire. Porqué es difícil de entender que sigan saliendo perlas musicales de aquel pequeño territorio. La última se llama Ásgeir y nos tiene encandilados, desde que apareció entre las promesas de Binaural.

Resulta que Ásgeir, un mozo veinteañero, lo está petando en Islandia. Ahí es un superventas, con su disco ‘Dýrð í dauðaþögn’ –no intenten leerlo en voz alta sin han dormido menos de ocho horas-. Un disco cantado en su lengua vernácula y en el que muestra muy buenas dotes para el folk-pop. Sus ganas de abrirse fronteras y el buen tino del sello One Little Indian Records han llevado a publicar este disco en inglés para la Europa continental. Con el añadido que la mente y voz cavernosas de John Grant han echado una mano para hacer la traducción. Así que nos plantamos con una ecuación que incluye Islandia+folk+John Grant. Servidor ya compraría de entrada. Pero cuando viene la escucha ya puedes levantarte del sofá y aplaudir de pie. Por que ‘In the silence’ –título que ha llevado la traducción- es un perfecto compacto de frescor e intención boniverista. Sí, el concepto que hemos acuñado en estos lares para hablar de todo aquello que huela a Bon Iver, a cabañas forestales, barbas frondosas, y buenas dotes para mostrarse sensible sin parecer un fan de las Supernenas.

El disco abre la terna con ‘Higuer’. Sosegada pieza con teclados y ligeros punteos que se van sosegando con la peculiar voz de Ásgeir. Éste es uno de los puntos del asunto. Una tonalidad vocal muy propia y reconocible; que se acomoda a los tímpanos como un gato encima de la panza un domingo por la tarde. Sosiego ensoñador mezclado con pasajes más vitalistas y detalles electrónicos. Des del folk más desnudo de temas como ‘On that day’ o el bellezón que supone ‘Summer Guest’, -que si fuera una mujer sería Allison Williams en la seria ‘Girls’-, hasta piezas más barrocas como ‘King and cross’, donde los sintetizadores campan anchos y el ritmo bombea algo más de sustancia.

Asimismo, las partes reinantes de este LP son aquellas que podrían inserirse sin ningún rubor en alguno de los dos discos de Bon Iver. De una parte, la canción que da el título al disco. Una pieza con guitarra rasqueante y melódica hasta decir basta. Un corte que sube y baja el tono, de brillante a oscuro, como si transitara por una cordillera de valles. Mucho abeto, hoja perenne, lagos donde sacar el mantel a cuadros y calcetines gruesos. Paisajes angostos de corta durada para llevarte a cotas luminosas donde hay viveza. La otra muleta donde sustentar nuestra oda boniverista es ‘Torrent’. Parece un bonus track del ‘Bon Iver’ del cantante norte-americano. Repiques, baterías con paso militar, cargando el entusiasmo para el liberador estribillo. Un piano aportando ese cáliz solemne y juguetón que te pone la cara entusiasta, a pesar de qué el pobre Ásgeir te esté contando con recoge lagrimones como puños y el amor le debe atormentar su veinteañera sesera. No nos alegramos de su pena, pero nos la cuenta de una manera que nos parece un grito vitalista encubierto.

En definitiva un muy buen disco para encarar estas últimas semanas de invierno. Aprovechen ahora que el frío aún les parece algo bucólico y piensen que Wisconsin debe ser un lugar afable como una pradera islandesa. El futuro nos dirá si Ásgeir ha gastado todo el crédito con su primer cartucho anglófono, o si su parecido a Bon Iver se acaba comiendo al personaje. De momento ya tiene algunos pocos fans aquí reventando cada semana las estadísticas del “My Top 3 Last FM artists”.

mitjançant[Recomendación] Ásgeir – In The Silence (2014) | Binaural.

By oscarvillalibre