[Entrevista] Edu J. Montoya Los Rotos: “Dentro del mundo de la música independiente hay que ser un poco realista” | Binaural.es


Muchas veces el mundo de la música en nuestra ciudad lleva consigo asociado el concepto de escena. Algo difícil de calibrar y sujeto a multitud de consideraciones para poder llegar a concluir si realmente existe o no. En cualquier caso algo hay de ello en Barcelona, dado el gran número de grupos, con sus consiguientes sinergias, que apuntalan el recorrido condal musical. Y si esto es así es por los actores que pueblan esta auca pseudo-indie llena de bandas, discos y conciertos. Unos personajes que funcionan de motor y gasolina al mismo tiempo. Las personas, en definitiva, que con su entusiasmo y dedicación hacen que todo gire un poco.Uno de ellos, sin duda, es Edu J. Montoya, líder de Los Rotos, un grupo de rock que ha sufrido cambios de formación pero que sigue en la brecha y en el campo de batalla. Pero de momento el proyecto de Los Rotos se encuentra en fase de renovación. La mayor parte de la formación ha cambiado, y entre sus nuevas incorporaciones destaca el guitarrista Josep Torelló, cantante a la vez del grupo Els Amics del Bosc. Ahora mismo se encuentran en proceso de grabación de un EP que verá la luz en primavera. Mientras tanto Edu sigue con sus proyectos paralelos. Como lo es la formación Tú no existes, una iniciativa personal que cuenta con el apoyo de guitarra, sintetizadores, teclado, bajo y batería. Se trata de una alineación de corte más experimental, y que ha lanzado un tema de presentación bajo el título de ‘Carl Sagan’, en honor al célebre astrónomo norte-americano. La canción puede encontrarse en Soundcloud, y está bajo licencia Creative Commons, para qué quien quiera pueda versionarla y remezclarla bajo usos no comerciales. Podéis escucharla a continuación:

Edu es compositor, cantante, frontman y un activo musical. Su inquietud y sus reflexiones siempre merecen un momento de atención, para conocer así los entresijos del mundo musical autóctono. Entre cervezas de un bar gallego del barrio de Gràcia nos cuenta sus experiencias. Rápidamente sale a colación la militancia y la persistencia como elementos básicos para subsistir (o existir a duras penas) en el entresijo melódico. “Para sobrevivir en la música hay que tener sobretodo constancia. Y esto cuesta mucho. Nosotros llevamos ya muchos años. Muchas de las bandas que empezaron al mismo tiempo que nosotros, incluso con dos discos editados, lo han acabado dejando. Es difícil. Depende de muchas cosas que puedas seguir en ello. La música, como oficio, tiene un punto jodido que es el tema físico. Es algo que a veces no tiene mucha visibilidad, pero para hacer conciertos tienes que cargar con los instrumentos, montar, desmontar, recorrer quilómetros. Es algo que te acaba cascando con los años, y es algo que a veces no paramos a pensar en ello”. Los gajes del oficio, que diría aquél. Y en este de la música y sus alrededores hay que sumarle la gratuidad y la piratería. Sobre ello Edu nos cuenta su interesante teoría sobre el tema. Considera que la cultura puede ser un bien colectivo, entendiendo que la música es de todos, no solo de su creador, pero que hay que contribuir de alguna manera en el sistema. Pensar el consumo y la piratería para con un artista según nuestra aportación a su obra. En resumidas cuentas, si hay un director de cine que me gusta y he visto dos de sus películas gratis por internet, cuando saque una nueva iré al cine a pagar mi entrada. Si una banda ofrece sus discos gratis por internet, procuraré pagar mi entrada para ir a verlos en concierto. Coherencia y responsabilidad.

Estas consideraciones nos llevan a hablar sobre la dificultad de ganarse la vida con esto de la música. Tanto para los artistas como para los promotores del sector. En este sentido, el cantante de Los Rotos dice que “hay que ser un poco realista cuando se está metido dentro del mundo de la música independiente. Has de ser consciente que estás dentro de una subgrupo que no llega a las masas. No es algo que pueda llegar a mucho público. No puedes pretender que le guste a todo el mundo. Entonces cuando pones tu trabajo o tu dinero en ello has de saber que es muy probable que no veas un retorno en tu inversión. Es algo que haces porqué te gusta, por motivos románticos”. Sin duda, las dificultades no son pocas en esto de sacar un proyecto musical adelante. Algo que sabe bien Edu J. Montoya con Los Rotos.

Nos cuenta el proceso de cambio que ha vivido la formación, con la marcha de miembros como el guitarra Marc Grau. Hace ya dos años vio la luz su segunda referencia, ‘Rojo’ (Casafont Records, 2011) y parece que el grupo no ha despegado todo lo que parecía apuntar. Respecto a ello el cantante nos explica que “la banda ha tenido demasiados altibajos. Y muchas veces ha existido un problema de motivación personal. Cuando salió ‘Rojo’ y tocaba moverse, por diferentes motivos, no pudimos hacer lo que deberíamos haber hecho. Hemos tenido mala suerte y muchas cosas nos han llegado a destiempo. Además dentro del grupo existían diferencias en cosas estructurales como la producción y el enfoque musical que ha de tener la banda. En lo que hace referencia a mi persona tuve algunas veces la sensación que no se respetaba mi punto de vista y que no se me dejaba suficiente espacio para probar y intentar cosas que me apetecían. Y ello me generaba un punto de inseguridad que como cantante no es bueno. Todo ello cambió de cara al segundo disco, y yo pude aportar mucho más y hacer valer mi punto de vista. Finalmente, todos estos desajustes y diferencias en lo que refiere a la parte creativa han hecho que la mejor solución sea cambiar de formación, y contar con toda la gente que se sume a la dinámica de trabajo y creativa que creo debe tener Los Rotos”. De todo este proceso, pues, renace Los Rotos como grupo, con nuevos miembros pero con el mismo frontman. Con ganas de seguir creciendo y de ofrecer su visión particular del rock. Y al mismo tiempo, Edu J. Montoya persiste en su inquietud creativa, con proyectos como Tú no existes, y que lo llevarán a nuevas situaciones e inquietudes que esperamos seguir de cerca.

mitjançant[Entrevista] Edu J. Montoya Los Rotos: “Dentro del mundo de la música independiente hay que ser un poco realista” | Binaural.es.

Radiografía del #pagaloquequieras | BCore


Radiografía del #pagaloquequieras | BCore.

Este verano decidimos lanzar desde BCore una propuesta un tanto inusual y diferente. Resolvimos abrir todo el catálogo del sello a través de la plataforma online BandcampGran parte de los discos publicados por BCore estaban disponibles para quien los quisiera. Por cada descarga, el usuario proponía un precio. Podía no dar nada, o cuanto quisiera. Con total libertad. Lo hicimos como celebración de la llegada del verano; un acto más para demostrar nuestro entusiasmo para con la música, y nuestras ganas de hacernos escuchar. También era una buena manera de conocer el interés real de la gente en la música, las bandas y, en definitiva, en todo lo que defendemos desde nuestro sello.

Pasado el verano y acabada nuestra campaña toca hacer balance. Poner los números encima de la mesa, tan fríos como el acero pero tan parlantes como un estado etílico. La campaña estuvo activa desde el 26 de julio hasta el 30 de agosto. Se han descargado 11.796 discos. Ha habido un total de 315 aportaciones. O lo que es lo mismo, un 2,6% hicieron algún tipo de aportación que suma un total de 577,48 euros. Cabe destacar que, entre los que decidieron rascarse el bolsillo, abundan los que hicieron aportaciones reseñables. Incluso gente que se descargaba 4 o 5 discos y que daba algo de dinero por cada uno de ellos. Asimismo la cantidad más común entre las aportaciones era la de 1€. Con todo, nos encontramos con dos grandes perfiles opuestos: por una parte, el que decide descargar en abundancia y no da dinero; y por otra el que sí decide hacer una aportación económica, descargándose varias referencias, pero donando X por cada una de ellas. Esto nos dibuja un perfil bastante atomizado, pero las cifras, al fin y al cabo, no suelen mentir demasiado.

Por otra parte, cabe explicar que Bandcamp cobra por cada descarga por la que no se hace aportación. Así que para afrontar la campaña compramos 10.000 códigos de Bandcamp que costaron 150 dólares. Haciendo el cuento de la lechera, rápidamente podemos ver que la campaña no ha repercutido en beneficios económicos para BCore ni para las bandas (no olvidemos que las bandas tienen sus royalties por cada venta digital). Aún así podemos decir que la campaña ha sido un éxito, pues casi 12.000 descargas para un sello manufacturero como el nuestro es una cifra espléndida. Además nuestra insólita iniciativa ha despertado interés entre la gente, y hemos estado presentes en alguna conversación entre cafés mañaneros y en un buen puñado de tweets. Pero, sobretodo, lo que nos ha dejado esta campaña ha sido una sensación de duda en nuestro haber. ¿Qué podemos hacer para qué la música independiente salga hacia adelante? ¿Cómo podemos fomentar la música que nos gusta sin morir en el intento? Son preguntas que lanzamos al aire y que nos gustaría poder compartir y responder entre todos. En BCore siempre hemos querido generar debate y hablar sobre las filias y las fobias del mercado musical . Es por eso que hemos querido compartir estos datos con vosotros.

Texto: Òscar Villalibre