Futbol y canciones pop. Pequeño recorrido a una larga simbiosis | Waaau TV


Futbol y canciones pop. Pequeño recorrido a una larga simbiosis | Waaau TV.

Las canciones pop y el futbol tienen una historia en común desde hace tiempo. Ambos campos tienen de parecido, entre otras cosas, que hace mucho que funcionan y básicamente siguen siendo lo mismo que el primer día, pero eso no les ha hecho perder ni un ápice de encanto. A todos nos siguen gustando las canciones de The Smiths, como las croquetas que hacía Michael Laudrup. Lo popular ejerce una de sus máximas expresiones en el fútbol, donde los iconos se fabrican con pocos regates. Así que quizás no sabemos dónde acaba el deporte y donde empieza la cultura pop. Quizás la esencia tiene los mismos ingredientes. Estos días, no hace falta más que pasearse por las casas o las terrazas de nuestros barrios, al atardecer, para ver que los hombres con espinilleras y camisetas de colores juegan cada día en el televisor. Eurocopa que huele a verano, a gritos, lamentos y gentes sacando banderas al balcón. Por eso, es un buen momento para repasar algunas canciones de nuestra historia del pop que han bebido del fútbol. Grandes temas que no se han acomplejado de bajar a las galeras del ocio obrero. Porqué la intelectualidad y el hooliganismo quizás no son campos que tengan que darse siempre la espalda. Pero si a caso ya otro día les hablo de Nick Hornby.

En esto de mezclar fútbol y pop, Los Planetas son de los habituales en nuestro país. Su afición y pleitesía al deporte rey han sido claras desde siempre. Canciones como ‘El artista madridista’ o ‘La copa de Europa’, aunque no muestren relaciones temáticas inmediatas, muestran unos referentes muy claros. Pero, siguiendo con el balón, uno de los himnos pop cantados en castellano de los últimos tiempos también deja destellos balompédicos. ¿Quién no ha abierto los brazos en algún club entonando las notas de ‘Un buen día’, y gritando mientras se hace referencia al Marca y al golazo de Mendieta?

Aunque, a decir verdad, uno de los músicos con más tirada al fútbol en estas tierras, es Miqui Puig. Nunca ha escondido su militancia hacia el FC Barcelona y su gran admiración por grandes jugadores de este deporte. Ya en su época al frente de Los Sencillos editó aquel magnífico single titulado ‘Phutbol’. Una canción marca de la casa que recitaba grandes astros del cuero tales como Romario, George Weah o al mismo D10S. Posteriormente, durante su carrera en solitario, Miqui publicó un disco bajo el título de ‘Impar’. Toda la literatura y base temática del disco gira en torno al hooliganismo, la pleitesía y la perseverancia en la admiración. Además en él encontramos un corte titulado ‘UEFA’ donde se relata la historia de un equipo imaginario (o no) que llega a una final europea y la acaba perdiendo, pero sus aficionados siguen coreando himnos y cánticos todos los domingos.

Los aragoneses Tachenko son otros de los que han gustado de hablar de fútbol en algunas de sus canciones. En su brillante disco ‘Las jugadas imposibles’ encontramos ‘1986’, bella canción dónde hablan de amor y símiles futbolísticos. Buen gusto hablar de la Naranja Mecánica, de Mario Kempes, y de los mundiales de los 80’s en una misma pista.

“Entrenaba con la Holanda de Cruyff,
pero nunca le tocó decidir.
Kempes, díselo, todo terminó,
y el balón es para mí.”

Pero como es lógico, la afición por aunar balompié y melodías pop no es propiedad ibérica. Fuera de nuestras fronteras es una práctica que podemos encontrar con asiduidad. Y como no en el Reino Unido, quizás donde mejor saben vivir el fútbol, y donde el pop tiene una casa con el salón más amplio y luminoso. Más allá del disco de The Wedding Present titulado ‘George Best’, en honor al mítico jugador del Manchester United, aquí encontraremos rápido al gran Morrissey. Su amor por este deporte se ha hecho constante en varios momentos de su carrera, y algunas de las portadas de sus discos contienen material futbolístico, como el single ‘Dagenham Dave’, dónde puede verse la cara de un jovencísimo Terry Venables, gran jugador y mítico entrenador durante los ochenta. En otro sentido, la relación entre fútbol y canción no ha venido de entrada, sino que se ha producido después. Algunos temas fueron tomados prestados por grandes eventos como Mundiales y Eurocopas o por marcas comerciales relacionadas con el fútbol, y la asociación conceptual es inevitable aunque seguro que ésta no era la intención del artista. Por ejemplo, la dinámica ‘Song 2’ de Blur, que fue pensada como un tema de puro divertimiento para el grupo, pero que una marca de videojuegos adoptó para su simulador de futbol, y nos ha quedado grabado así, a todos, en la retina. Suenan estas notas y uno no puede dejar de imaginar un balón rodando en nuestra pantalla de televisión.

Y, finalmente, no podía faltar en este pequeño recorrido una canción popular que se ha convertido en auténtico himno relacionado con el fútbol. Y nunca mejor dicho. El ‘You’ll never walk alone’ de Gerry & The Pacemakers, que fue adaptado en versión coral y hooligan por las aficiones del Liverpool y del Celtic de Glasgow, y se ha acabado convirtiendo en su respectivo himno no oficial. Oír a sus aficionados cantándolo a capela antes de los partidos pone tierno al más fiero de la manada.

Recomendaciones Sónar 2012. Las propuestas fuera de los focos | Waaau TV


Recomendaciones Sónar 2012. Las propuestas fuera de los focos | Waaau TV.

Thundercat (Sonar Village Estrella Damm/Jueves 14, 17:30h)
Ésta es una de aquellas propuestas que acaban conformando la especificidad del ADN Sónar. Un músico alejado de la electrónica convencional y de los géneros al uso. Bajista de la banda Sucidal Tendencies y músico de jazz al mismo tiempo. Su carrera empezó acompañando de gira por Japón al mítico soulman Leon Ware. Además ha colaborado con artistas como Snoop Dogg o Stanley Clarke. Fruto de tal maridaje sonoro Thundercat ha ido cocinando su sonido y su propia carrera a base de insuflarse los mejores aromas. Su disco de debut, ‘The Golden Age of Apocalypse’, es una auténtica bofetada. Groove a raudales mediante la eclosión de free jazz con electrónica detallista y ambiental. Piezas cálidas e hipnóticas que se deslizan por las orejas. El potente bajo de Stephen ‘Thundercat’ Bruner dirigiendo una orquestra de beats, sonidos retro y filigranas instrumentalistas. Puro gozo.

Santiago Latorre (SonarDome/Sábado 16, 13:30h)
Santiago Latorre es una de las joyas del sello barcelonés Foehn. Tierra de artesanos musicales y proyectos de enorme inspiración. En éste, Latorre publicó el pasado año ‘Eclíptica’, Mejor Disco Nacional de 2011 según la revista Go-Mag. Un trabajó que consiguió captivar a todos los oyentes. Texturas tintineantes. Notas de una profundidad abisal que se cuelan en la cara interna de cada uno. Paisajes lluviosos y continuos pasajes hipnóticos. Una pieza preciosista, máximo exponente del trabajo de Santiago Latorre. Saxofonista de profesión y erudito practicante de jazz. Su técnica consiste en la captación de sonidos mediante MIDI, que luego expone como una paleta de colores, y los pinta con la harmonía de melodías profundas y de notable grosor. Un conglomerado experimental que dobla la piel del revés y ejerce un efecto sentimentalista de consecuencias impredecibles.

Esperit! (Sónar Complex/Viernes 15, 17:30h)

Mau Boada no es de Bremen (es de Sant Celoni) pero sí es un trota-músico. Y hombre-orquesta. Ha tocada en multitud de bandas, entre ellas Les Aus, y ha sido capaz de participar activamente en una veintena de discos de diferentes formaciones, a pesar de su recalcitrante cara de niño. Un chico con la curiosidad como leitmotiv vital. Capaz de pasar por varios géneros y probando de hacer todo lo que le gusta ver que hacen los otros. Así, todo este espíritu DIY explorador le llevó a crearse un alter ego creativo, y éste fue Esperit!. Su proyecto personal donde da vía libre a su torrente experimentador y curioso. De este ejercicio del libre albedrío han nacido discos como ‘Endavant continu’ (Bankrobber, 2011). Un refrescante disco de quince pistas donde se transita por el folk rústico, el pop de cantautor silvestre, la electrónica rupestre y la psicodelia cósmica a la catalana. Su directo tendrá muchos ingredientes a degustar, aunque un guión planificado se huele que no será uno de ellos.

 

Flying Lotus (Sónar Village/Jueves 14, 18:30h)
Hubo un tiempo donde el calificativo de ecléctico era usado sin discriminación alguna por y para multitud de artistas. Tanto que el concepto llegó a quedar difuso. Pues bien, Steven Ellison encaja perfectamente con él. Flying Lotus es de los que hace remembrar y dar de nuevo brillo al concepto. Este reputado productor californiano tiene la capacidad de tocar multitud de teclas. Su música es una enorme licuadora en la que juntar los mejores jugos provenientes del hip-hop, el funk, la electrónica, los sonidos MIDI, el dub-step o un buen riff de guitarra. Su último trabajo ‘Until the quiet comes’, publicado con el prestigioso sello Warp, da buena cuenta de ello. Su presencia en el Sónar no es algo nuevo. Es uno de los que tienen presencia asegurada a los pies de su tabla de mezclas. Bailongos de todas las estirpes se juntan para afilar las rótulas, y dar adoración a este gurú de la electrónica multilineal que ha devuelto el eclecticismo al trono que merece.

Nicolas Jaar (Sónar Lab, Viernes 15, 23:30h)
Este mozalbete norte-americano solo tiene 22 años y una carrera por delante con formato de autopista. Su actuación el año pasado en el Sónar Día fue tan espectacular, que por aclamación popular vuelve en esta edición 2012, pero en la grandilocuencia y solemnidad de la noche. Jaar realiza un enigmático live donde es capaz de mezclar texturas y texturas de sonidos dando lugar a un sonido denso pero deslizante, a media velocidad. Próximo a la nueva escena dub pero con un territorio propio muy remarcado. Sus composiciones crean círculos concéntricos de hipnótico resultado. Estructuras cercanas al pop, líneas de efectos, brillantinas de house, condensación dub-step, flirteos funk. Cóctel de altas esferas con resultados sorprendentes, por su ligereza en la escucha y su gran resultadismo estético. Valdrá la pena, pues, ver si Nicolas Jaar se gana una nueva repetición por aclamación popular para 2013.

The 2 Bears (Sónar Pub/ Sábado 16, 22:00h)

La peregrinación por un festival como el Sónar puede tener diversos estadios. La necesidad y ganas de escuchar nuevos sonidos, la contemporaneidad sonora para contentar las orejas. Luego las visitas obligadas a los cabezas de cartel. Y, también, la asistencia a propuestas diseñadas para el hedonismo más inmediato, fuera de pretensiones de más alta cuna. The 2 Bears se engloban en este último tipo de actuaciones. Éste es el proyecto de Joe Goddard (Hot Chip) y Raf Rundell, con el que ya han publicado 2 EP’s y un larga duración. Su propuesta se centra en una revisión actualizada del house de Chicago, de la electrónica más bailonga y menos condensada. Tránsito cercano al electropop en la forma, aunque con resultados algo más contundentes. Como si Saint Etienne hubieran nacido en medio de una rave del norte inglés. En resumen, hits bailables a discreción para el abrillantado de caderas y el recordatorio de la finalidad lúdica de la música de baile.

The Suicide of Western Culture (SónarHall/Sçábado 16, 20:30h)
¿Tienen un mal día? ¿El peso de la vida les parece algo exagerado de llevar? Relájense, quizás no es tan grave. Hagan radiografía vital sobre si mismos. Pero sobretodo, altamente recomendado, enchufen algún altavoz y denle al play con TSOWC. Recibirán un batacazo sonoro de proporciones sónicas. Una auténtica bofetada lo-fi en la cara. Torrentes de sonido poblarán sus aureolas y sentirán que el espacio donde estén se hace enorme. Estos dos chicos de Barcelona son las nuevas joyas de la corona de la electrónica condal. A base de multitud de instrumentos y aparatos digitales, con sendos cables entrelazados por el suelo, The Suicide of Western Culture elaboran un sonido crepuscular. Carretones de beats, cemento a base de noise, barnizado con una sonoridad de baja fidelidad que suena robusta y auténtica. Post-rock de manual pasado por el sedal de la electrónica casera. Una auténtica virguería que les empalmará el alma, y les dará la sensación que Mogwai han empezado a utilizar samplers y cachivaches varios.

When Saints Go Machine (SónarHall/Jueves 14, 20:30h)
A primera vista pudiera parecer que Erlend Oye ha montado su enésimo grupo. Pero, aunque ellos también son nórdicos y la voz Nikolaj Manuel Vonsild nos recuerda a la del 50% de Kings of Convenience, no son las mismas caras. When Saints Go Machine son una de las nuevas formaciones punzantes de Dinamarca. Su propuesta es un conglomerado de estructura densa pero resultado ligero, a base de pop-folk barnizado con tintes electrónicos. Pinceladas de música ambiental, de experimentación liviana, para adornar unas composiciones ricas en matices y que dejan muy buen sabor de boca. Su directo es representado con formación clásica instrumental, pero consiguen moverse de forma muy ducha en las pisadas fronteras del pop y la música de baile. Su último disco, ‘Konkylie’, les ha hecho poblar las bocas de los proscriptores musicales durante el último año.

 

xxxy (SónarDome/Sábado 16, 18:30h)
El británico Rupert Taylor representa el perfil del músico entusiasta curioso. Militante desde joven en multitud de bandas, dealer incesante, excavador de galletas y con tirón a la producción. El proyecto de xxxy sirve para dar salida a sus inquietudes personales. Múltiples referencias producidas para meter la cabeza en la punzante escena dub-step actual, que ha abandonado los márgenes de la carretera para coger velocidad de crucero en unos de los carriles centrales. Su paleta de sonidos es muy amplia. Despilfarro de samplers, preeminencia de los bajos y mixturas que cabalgan desde el tecno más industrial al house más llevadero. xxxy viene avalado por el respaldo de la Red Bull Music Academy y actuará bajo el paraguas de ésta.

Jesse Boykins III (SónarDome/Sábado 16, 17:45h)

Otra de las excentricidades que solo pueden encontrarse en el Sónar. Jesse Boykins III es un personaje atípico dentro de la música. Percutor de melodías pegadizas y algodonadas, este norte-americano es capaz de conjugar el R&B más contemporáneo con sonoridades más excéntricas. Poseedor de una melosa y caracterizada voz, este atípico soulman registra canciones de baile, con arreglos para la electrónica; y todo ello aderezado con la negritud y el groove de su voz. Un complejo ejercicio plástico que facilita la combinación en un mismo espacio de tres elementos como son los sampleados, unas Wayfarer, y los crepados capilares más inverosímiles. Un lujo de descubierta muy acorde con la filosofía del Sónar Día.

 

Bon Iver. Un recorrido por sus videoclips | Waaau TV


Bon Iver. Un recorrido por sus videoclips | Waaau TV.

 

Justin Vernon y sus chicos continúan jugando en una división diferente. Su ‘Bon Iver’ (Jagjaguwar, 2011) fue uno de los discos del año. Pero esto no es una simple coletilla al uso, sino una realidad fehaciente repasando las listas de lo mejor de 2011. Verán como casi todas coinciden. Porqué este trabajo supone la entrada del fenómeno Bon Iver en los altares de la música y la reiteración de su proyecto artístico, como algo que va más allá de la composición de meras canciones.

Todo el trabajo artístico de Bon Iver supura genialidad y enfoque propio. Y no hay mejor muestra para entenderlo que ver su último videoclip. La pieza oficial para una de los temas más notables del álbum, la bellísima ‘Towers’. En ella podemos ver asombrosos destellos cinematográficos, paisajes que hacen hablar a los planos por si solos. Luminosidad, fuerza y poesía visual para llenar varios campos de futbol. Un personaje estrafalario que persigue su sueño de torres de madera en el mar y al que acompañamos en todo el metraje hasta el zénit final.

La presentación de esta pieza nos viene muy bien para dar perspectiva al trabajo audiovisual de Bon Iver. Si sus canciones suenan a lírica robusta y a fragilidad boscosa, sus vídeos son una prolongación de todo este aroma compositivo. Esto es palpable en el proyecto audiovisual que presentaron para la edición deluxe de su segundo disco, de título homónimo. Bon Iver realizaron un videoclip para cada una de las canciones que componen el disco. Una serie de piezas audiovisuales para dar amplitud y profundidad en el sentido y en el trasfondo artístico del LP. En ellas podemos encontrar un canto a la belleza mediante un meritorio proceso de trabajo del color y de las formas. Las vistas psicodélicas de piezas como ‘Perth’ o ‘Calgary’, pasando por los paisajes atronadores de ‘Holocene’ o el intimismo azorante de ‘Lisbon, OH’. A continuación podéis ver todos los vídeos con su orden cronológico.

Oscar Villalibre

 

La llista amb les millors cançons de 2011 | Marrameu Música


La llista amb les millors cançons de 2011 | Marrameu Música.

Acaba l’any i sembla obligatori donar un cop d’ull a aquelles cançons que ens han captivat aquest 2011. Tot seguit podeu gaudir d’aquest llistat amb allò que ha estat novedós i ens ha agradat. Aquí no direm què és millor i què no, tan sols el que ens ha despertat quelcom.

Gaudiu de les cançons i dels anys parells com ho heu fet dels senars.

2011/marrameu

Ocho discos para empezar el año con buen pie | Waaau TV


Ocho discos para empezar el año con buen pie | Waaau TV

Los buenos propósitos y las listas de lo mejor del año son para finales de diciembre como las bicicletas para el verano. Parecen conjugar bien, incluso con calzador. De aquellas cosas que no hace falta preguntarse un porqué. Asimismo resulta un sano ejercicio compilar mentalmente aquellos sonidos que nos han encendido un interruptor en alguna parte interna. Aquellas canciones que no sabes porqué pero sí. Las melodías que no puedes más que entregar a la adictiva acción del ‘repeat’. Servidor no se considera con suficientes herramientas y conocimientos para decretar qué ha sido lo mejor. Si cierto disco es mejor que otro. Tan solo algo de bagaje y entusiasmo sonoro para exponer algunas de las piezas que este año han sacudido algo emocionalmente. Canciones con olor a nuevo que perduraran en la biblioteca musical propia hasta que huelan a naftalina. Ni mejores ni peores, tan solo éstas. Y recuerden: el orden de factores no afecta al producto.

Jamie XX & Gil Scott-Heron: We’re new here
Después de la vuelta al ruedo del gurú del negrismo vocal Gil Scott-Heron con un disco notable de nombre homónimo, el percusionista de The XX, Jamie XX, realizó una revisión del trabajo del norteamericano. Un disco sublime donde el inglés muestra todo su abanico de conocimientos musicales. Las letras del rapsoda son pasadas por el tamiz de la electrónica. El resultado son atmosferas amplificadoras del mensaje de Scott-Heron. Piezas con ritmo y acierto. Un experimento curioso creado en el tiempo acertado, donde los ritmos ‘dubstep’ y por debajo de los 80 MHz tienen buena acogida.
Gil Scott-Heron & Jamie xx – We’re New Here


Akron/Family –S/T II: – The cosmis birth and journey of Shinju TNT

El trío norteamericano decidió este 2011 dar una vuelta de tuerca más a su peculiar y personal propuesta. Un disco lleno de matices, de capas de sonido ensambladas en un aparente caos genialmente medido, un legado de canciones para aunar la psicodelia y el folk en un LP de tintes astronómicos. Akron/Family consiguen seguir su senda experimental y llenar de guitarras endiabladas sus canciones. Aromas electrónicos, ritmos acelerados que llevan a cabo inusuales noviazgos con paisajes más lentos, dando lugar a matrimonios musica
Akron/Family – S/T II: The Cosmic Birth And Journey Of Shinju TNT

Bon Iver- Bon Iver
Justin Vernon ha vuelto. El creador de ‘For Emma, forever ago’ ha cogido todos los temores y miedos de los que esperaban su segundo disco con escepticismo, y los ha metido en una gran bolsa de basura. La ha pateado con suma elegancia, enviándola a alguna parte de donde es muy probable que no vuelva. El disco homónimo de Bon Iver es una obra maestra. Así de claro. Más allá de repetir una fórmula que había funcionada, Vernon ha crecido y el genio se ha descontrolado. Paisajes musicalmente poblados por paletas diferenciadas de sonidos. Más arreglos, más producción, más instrumentos. Todo en la casa de Vernon parece bien puesto y suena realmente bien. Temas como ‘Perth’ o ‘Towers’ son ya candidatos a tener en cuenta para el que escriba lo mejor de la década que justo acabamos de empezar.
Bon Iver – Bon Iver

Grushenka- Demo II (EP)
Este también ha sido un buen año para las bandas de casa. Es el caso de Grushenka, que este 2011 ha dado a conocer una nueva muestra de su joven talento en una enérgica demo de cinco pistas. Ellos practican una receta conocida pero con sumo acierto. Pop de tiempos rápidos, de guitarras que tocar mientras uno se mira sus Converse All Star, letras que rezuman inmediatez vital, y una poderosa sensación de saber como hacer las cosas con una acertada dirección para hacerlas.
Grushenka – Grushenka EP

M83- Hurry up, We’re dreaming
Parece que el ‘synth pop’ está de enhorabuena. El proyecto de Anthony Gonzalez se ha consolidado este 2011 con un soberbio disco doble de 22 pistas donde la electrónica amable, los sintetizadores y la épica ambiental se dan un festín en pro de los sonidos redondos. M83 consigue dar con las teclas correctas y producir un disco que suena muy actual a pesar de vestirse con aromas muy 80’s. Un doble LP donde todas las canciones valen la pena. Algunas por si solas, como la monumental ‘Midnight city’ o piezas de puro baile como ‘Claudia Lewis’ o ‘Reunion’. Otras sirven para dar coherencia y profundidad al disco, especialmente los pasajes más ambientales y de menor dosis de bpm. M83 la han hecho muy gorda, mucho.
M83 – Hurry Up, We’re Dreaming.

Wilco- The Whole Love
Los reyes del pop rock alternativo han vuelto este 2011. Y lo han hecho con un disco notable. Un trabajo que para muchos ha servido para resarcirse de sus dos discos predecesores, los cuales no consiguieron muy buena fortuna. En ‘The Whole Love’, Wilco vuelven a dejarse llevar por su vertiente más experimental y menos inmediata. Como muestra ‘Art of almost’, canción que abre el disco, con 7’ 17’’ de soberbios ejercicios guitarrísticos y complejas estructuras. A pesar de ello, en este LP no faltan los aspirantes a singles redondos, léase ‘Born alone’ o ‘I might’. Aunque, insistir y subrayar en qué Wilco parecen volver por los fueros que les colocaron en posiciones geniales de la escena. Para ello escuchar ‘One sunday morning’ para concebir la grandeza formal ante la que nos encontramos. Más de doce minutos de canción para ponerse de pie y poder darles las gracias por esto, porqué lo han vuelto a hacer.
Wilco – The Whole Love

Odio Paris- Odio París
Otra de las nuevas joyas de la escena indie local. La banda barcelonesa ha editado este 2011 su disco homónimo con el que ha conseguido poner el pop en el sitio donde le corresponde, en lo más alto. Melodías redondas, mares y andanadas de guitarras. Ejercicios puros de pop al servicio de canciones que casi todas ellas huelen a hit. Piezas como ‘Cuando nadie pone un disco’ o ‘Ahora sabes’ sirven para despegar y no querer aterrizar nunca en el final de este larga duración. Parece que Odio París han venido para quedarse un buen tiempo, y nosotros no podemos hacer otra cosa que celebrarlo.
Odio París – Odio París


TV On The Radio- Nine types of light

Existe una manera alternativa de hacer rock. En Brooklyn hace tiempo que lo saben y no se cansan de mostrarlo cada vez que TV On The Radio publican un disco. En ‘Nine types of light’ vuelven a mezclar casi todo lo mezclable sirviéndolo en un plato suculento y variado. Tiempos lentos con rápidos, estructuras poco predecibles, guitarras rock y esencia negra. Éste es quizás un disco más pop y menos apto para las pistas de baile, pero la sensación de qué se está escuchando algo muy grande permanece intacta. Para los incrédulos bastará con escuchar el tema que cierra el disco, ‘Caffeinated consciousness’. No verán nueve tipos diferentes de luz, se tendrán que conformar con una sola, la de la claridad y genialidad musical.
TV on the Radio – Nine Types of Light

 

Oscar Villalibre