Futbol y canciones pop. Pequeño recorrido a una larga simbiosis | Waaau TV


Futbol y canciones pop. Pequeño recorrido a una larga simbiosis | Waaau TV.

Las canciones pop y el futbol tienen una historia en común desde hace tiempo. Ambos campos tienen de parecido, entre otras cosas, que hace mucho que funcionan y básicamente siguen siendo lo mismo que el primer día, pero eso no les ha hecho perder ni un ápice de encanto. A todos nos siguen gustando las canciones de The Smiths, como las croquetas que hacía Michael Laudrup. Lo popular ejerce una de sus máximas expresiones en el fútbol, donde los iconos se fabrican con pocos regates. Así que quizás no sabemos dónde acaba el deporte y donde empieza la cultura pop. Quizás la esencia tiene los mismos ingredientes. Estos días, no hace falta más que pasearse por las casas o las terrazas de nuestros barrios, al atardecer, para ver que los hombres con espinilleras y camisetas de colores juegan cada día en el televisor. Eurocopa que huele a verano, a gritos, lamentos y gentes sacando banderas al balcón. Por eso, es un buen momento para repasar algunas canciones de nuestra historia del pop que han bebido del fútbol. Grandes temas que no se han acomplejado de bajar a las galeras del ocio obrero. Porqué la intelectualidad y el hooliganismo quizás no son campos que tengan que darse siempre la espalda. Pero si a caso ya otro día les hablo de Nick Hornby.

En esto de mezclar fútbol y pop, Los Planetas son de los habituales en nuestro país. Su afición y pleitesía al deporte rey han sido claras desde siempre. Canciones como ‘El artista madridista’ o ‘La copa de Europa’, aunque no muestren relaciones temáticas inmediatas, muestran unos referentes muy claros. Pero, siguiendo con el balón, uno de los himnos pop cantados en castellano de los últimos tiempos también deja destellos balompédicos. ¿Quién no ha abierto los brazos en algún club entonando las notas de ‘Un buen día’, y gritando mientras se hace referencia al Marca y al golazo de Mendieta?

Aunque, a decir verdad, uno de los músicos con más tirada al fútbol en estas tierras, es Miqui Puig. Nunca ha escondido su militancia hacia el FC Barcelona y su gran admiración por grandes jugadores de este deporte. Ya en su época al frente de Los Sencillos editó aquel magnífico single titulado ‘Phutbol’. Una canción marca de la casa que recitaba grandes astros del cuero tales como Romario, George Weah o al mismo D10S. Posteriormente, durante su carrera en solitario, Miqui publicó un disco bajo el título de ‘Impar’. Toda la literatura y base temática del disco gira en torno al hooliganismo, la pleitesía y la perseverancia en la admiración. Además en él encontramos un corte titulado ‘UEFA’ donde se relata la historia de un equipo imaginario (o no) que llega a una final europea y la acaba perdiendo, pero sus aficionados siguen coreando himnos y cánticos todos los domingos.

Los aragoneses Tachenko son otros de los que han gustado de hablar de fútbol en algunas de sus canciones. En su brillante disco ‘Las jugadas imposibles’ encontramos ‘1986’, bella canción dónde hablan de amor y símiles futbolísticos. Buen gusto hablar de la Naranja Mecánica, de Mario Kempes, y de los mundiales de los 80’s en una misma pista.

“Entrenaba con la Holanda de Cruyff,
pero nunca le tocó decidir.
Kempes, díselo, todo terminó,
y el balón es para mí.”

Pero como es lógico, la afición por aunar balompié y melodías pop no es propiedad ibérica. Fuera de nuestras fronteras es una práctica que podemos encontrar con asiduidad. Y como no en el Reino Unido, quizás donde mejor saben vivir el fútbol, y donde el pop tiene una casa con el salón más amplio y luminoso. Más allá del disco de The Wedding Present titulado ‘George Best’, en honor al mítico jugador del Manchester United, aquí encontraremos rápido al gran Morrissey. Su amor por este deporte se ha hecho constante en varios momentos de su carrera, y algunas de las portadas de sus discos contienen material futbolístico, como el single ‘Dagenham Dave’, dónde puede verse la cara de un jovencísimo Terry Venables, gran jugador y mítico entrenador durante los ochenta. En otro sentido, la relación entre fútbol y canción no ha venido de entrada, sino que se ha producido después. Algunos temas fueron tomados prestados por grandes eventos como Mundiales y Eurocopas o por marcas comerciales relacionadas con el fútbol, y la asociación conceptual es inevitable aunque seguro que ésta no era la intención del artista. Por ejemplo, la dinámica ‘Song 2’ de Blur, que fue pensada como un tema de puro divertimiento para el grupo, pero que una marca de videojuegos adoptó para su simulador de futbol, y nos ha quedado grabado así, a todos, en la retina. Suenan estas notas y uno no puede dejar de imaginar un balón rodando en nuestra pantalla de televisión.

Y, finalmente, no podía faltar en este pequeño recorrido una canción popular que se ha convertido en auténtico himno relacionado con el fútbol. Y nunca mejor dicho. El ‘You’ll never walk alone’ de Gerry & The Pacemakers, que fue adaptado en versión coral y hooligan por las aficiones del Liverpool y del Celtic de Glasgow, y se ha acabado convirtiendo en su respectivo himno no oficial. Oír a sus aficionados cantándolo a capela antes de los partidos pone tierno al más fiero de la manada.

Anuncis